Saltar al contenido

14 Curiosidades sobre castillos y fortalezas

    Uno de los legados más impresionantes que nos han dejado nuestros antepasados son los formidables castillos y fortalezas que salpican nuestra geografía. Estas construcciones tienen mucha historia a sus espaldas, y muchas curiosidades. ¿Quieres conocerlas? Estas son las mejores curiosidades sobre castillos y fortalezas.

    Curiosidades de castillos 

    1. El castillo habitado más antiguo de Europa es también uno de los más famosos del mundo, el castillo de Windsor. Construido por Guillermo I, el hogar de la Reina de Inglaterra tiene más de 900 años. Sin embargo, el castillo más antiguo en pie es el Château de Doué-la-Fontaine, en Francia, construido en el año 950.

    2. En un banquete medieval, la mesa superior era donde se sentaban el rey y sus invitados importantes. Las personas favoritas del rey se sentaban a su derecha.

    3. El castillo del Conde Drácula existe de verdad. El castillo de Bran, en Transilvania, sirvió de inspiración al autor irlandés Bram Stoker. En realidad nunca visitó el castillo, sino que basó su versión ficticia en imágenes y descripciones del lugar.

    4. Un agujero asesino es un agujero en el techo, en el túnel de entrada de un castillo. Los soldados defensores vertían aceite caliente, alquitrán o agua hirviendo sobre el enemigo si se acercaba demasiado. Los agujeros también se utilizaban para disparar flechas a los atacantes.

    5. Hoy es posible alquilar un castillo “de verdad”. El castillo de Borthwick, en Mid-Lothian, es un auténtico castillo escocés, construido originalmente en 1430 por Sir William de Borthwick. El castillo es uno de los más bellos y mejor conservados del siglo XV en Escocia, pero no se preocupe por dormir en el suelo o por tener que usar un “garderobe”. El castillo ha sido cuidadosamente restaurado y está equipado con todas las comodidades, incluyendo lujosas habitaciones y baños.

    6. Durante el asedio a un castillo, sus habitantes podían pasar tanta hambre que comían ratas y el cuero con el que se fabricaban los zapatos. Las verduras no suenan tan mal ahora, ¿verdad?

    7. Las mazmorras, que provienen de la palabra francesa “donjon”, que significa torre fortificada, se construyeron originalmente como torreón central y último refugio para los habitantes del castillo en caso de ataque. Oscuros y lúgubres, los torreones se consideraban una prisión ideal y por eso se convirtieron en mazmorras.

    8. Los castillos de forma cuadrada eran fáciles de atacar, ya que el enemigo podía cavar túneles bajo las esquinas para hacerlos colapsar. Por eso encontramos tantos castillos de planta circular. 

    9. Uno de los hallazgos más interesantes de un castillo son los primeros preservativos descubiertos en el castillo de Dudley en 1885. Datan de principios del siglo XVII y están fabricados con intestinos de animales y peces.

    10. Los baños de los castillos eran muy malolientes. La ropa se colgaba allí para evitar que las polillas se la comieran. Los baños no tenían retretes. Los productos de desecho se eliminaban en unas salas llamadas “garderobes”, con agujeros que salían del castillo hacia los fosos.

    11. Durante mucho tiempo, la mayoría de los castillos eran de madera. Algunos se mantuvieron en estado funcional durante 4 o 5 siglos.

    12. Los primeros castillos de piedra que se construyeron eran fríos, oscuros, malolientes y húmedos. Dentro de los muros del castillo, los revestimientos del suelo consistían en juncos de paja y, más tarde, en hierbas aromáticas para enmascarar el olor de los excrementos de los animales, la grasa, la comida podrida y la cerveza.

    13. La palabra castillo proviene de una palabra latina que significa “fortaleza”.

    14. El tiempo medio que se tardaba en construir un castillo es de 10 años.

    ¿Te ha gustado el artículo? Compártelo en tus redes sociales.